Make your own free website on Tripod.com

PLANTEA INCOMPETENCIA DE JURISDICCION, COMO MEDIDA DE PREVIO Y ESPECIAL PRONUNCIAMIENTO. SOLICITA SUSPENSION DE TERMINOS. OFRECE PRUEBA. PLANTEA EL CASO FEDERAL.-

 

 

 

                                                                 

 

Buenos Aires, 13 de Marzo  2002.-

 

Señor Presidente del

H. Tribunal de Conducta de la

UNION CIVICA RADICAL

Dr. Edelmiro Solari Yrigoyen.

S.                 /                      D.

 

 

                                      GUILLERMO ALBERTO MORENO HUEYO, abogado, ( CPACF Tº 63, Fº 238 ), constituyendo domicilio legal en Bartolomé Mitre 688, piso 5º, conjuntamente con el letrado que me patrocina Dr. GUILLERMO MORENO HUEYO,  en el expediente caratulado DE LA RUA, Fernando s/ Denuncia del Plenario de Delegados y otros, ( Expte. Nº 1/2002 ), ante el Sr. Presidente como mejor proceda digo:.

 

                                      I. PERSONERIA.

 

                                      En mérito a las facultades que surgen del poder agregado a fs.           , me presento por parte, con el domicilio constituido en el encabezamiento.

 

 

                                      II. PLANTEA INCOMPETENCIA DE JURISDICCION COMO MEDIDA DE PREVIO Y ESPECIAL PRONUNCIAMIENTO.- SOLICIATA SUSPENSION DE TERMINOS.

 

                                      Con el debido respeto que guardo por el Tribunal  de su digna presidencia, vengo a plantear su falta de jurisdicción para entender en las denuncias de estos actuados, a mérito a las consideraciones que formulo seguidamente.

 

                                      Sin perjuicio del estado de estas actuaciones y de que hasta la fecha no se ha cumplido el plazo otorgado por el Ecxmo. Tribunal para formular los descargos sostenidos por los denunciantes, creo imprescindible que, como medida de previo y especial pronunciamiento el Tribunal se excuse de intervenir en el juzgamiento de los cargos, por corresponder ese trámite a la Convención Nacional, órgano al que deberán derivarse estos actuados.

 

                                      En efecto, la simple lectura de las imputaciones  que se hacen al Dr. Fernando De la Rúa, permiten  concluir  que se refieren a su desempeño como Presidente de la República, función y cargo que como es obvio señalarlo, corresponde al orden del Estado Nacional, de cuyo poder ejecutivo es titular personalmente, el ciudadano que lo ejerce.( art. 87 de la Constitución Nacional ).  

 

                                      En tanto el Ecxmo. Tribunal se aboque a la resolución de este planteo previo, solicito se suspenda el término que se otorgara para la formulación de descargos.                                   

 

 

                                      III. ANTECEDENTES HISTORICOS DE LOS REGLAMENTOS.-

 

 

                                      La UNION CIVICA RADICAL es un partido nacional, el primero en la historia de nuestro país que se organizó de tal manera. Su  carta orgánica original data del 17 de Noviembre de 1891 y fue sancionada por la Convenció Nacional de Rosario que entonces presidía el Dr. Leandro N. Alem, actuando de Secretario los Señores Eduardo Schikendantz y Manuel F. Escobar.

 

                                      El art. 1º de aquél documento, al igual que lo hace el art. 4º de la Carta actual, establecía que "La U.C.R. será gobernada por una Convención Nacional, por Convenciones de la Capital y de las Provincias ...etc".-

 

                                      Resulta de gran valor detenerse por un momento en los antecedentes de este aspecto, que no resultan meramente anecdóticos, ya que otorgan sustento histórico y jurídico  a la petición que estoy formulando.

 

                                      III.a. Hasta el 17 de noviembre de 1891, fecha antes indicada, los partidos políticos argentinos no tenían organización estatutaria que respaldara su organización y sus impulsos de actuación estaban dados por los enfrentamientos armados o las luchas electorales, terminadas las cuales desaparecía la actividad cotidiana de los clubes o comités que se formaban exclusivamente con aquellos objetivos.

 

                                      El 15 de Enero de 1891, se reúne por primera vez en la historia argentina una convención nacional, la de la Unión Cívica, en la ciudad de Rosario ( "el Rosario", al decir de aquellos tiempos ), entidad que había sido pensada y aglutinada por Alem, con sentido orgánico elemental, para la defensa y sostenimiento de las doctrinas y principios que hacían a la causa de su lucha, que era un objetivo permanente y no meramente temporario.

 

                                      Lo había señalado con elocuencia en una carta dirigida al Dr. Agutín Alvarez, presidente de la Unión Cívica de Mendoza, en la que, hablando de los partidos políticos le decía: "Nuestro partido tiene por principios la honradez administrativa, la libertad de sufragio, la autonomía provincial, el castigo al fraude y la malversación. Pronto sancionaremos un Estatuto, imitando el que rige los grandes partidos en Norte América. Mientras tanto, es necesario que todos se convenzan de esta verdad: que el pueblo es el único artífice de su destino.   ...".- ( Carta citada por Julio Aramburu en "Historia de Los Partidos Político Argentinos", publicado en la obra "Mensaje y Destino", ed. Raigal Tº III- 155 ).

 

                                      Con el mismo espíritu, ésa Convención Nacional de la Unión Cívica proclamó la fórmula  Mitre-Bernardo de Irigoyen, la que de tal manera, resulta el primer binómio presidencial elegido por una convención reunida al efecto.

 

                                      Sabemos que aquella fórmula resultó trunca por el acuerdo posterior de Mitre y Roca, lo que al mismo tiempo, significó la ruptura de la Unión Cívica, circunstancia  de la que derivaron dos partidos bien distintos en sus modos de actuar: la Unión Cívica Nacional y la Unión Cívica Radical.

                           

                                      De este proceso desintegrador, quedó, sin embargo,  como documento liminar de la fundación de nuestro partido - en el concepto moderno de su estructura orgánica -, el Manifiesto del Comité Nacional de la Unión Cívica a los pueblos de la República, del 2 de Julio de 1891, suscripto por el propio Leandro Alem como presidente y los Señores Joaquín Castellanos, Abel Pardo, Carlos A. Estrada, Marcelo T. de Alvear, Adolfo Mujíca y Remigio Lupo en calidad de Secretarios. ( Texto completo en "EL RADICALISMO, Ensayo sobre su História y Doctrina. GABRIEL DEL MAZO, ed. Suquía Tº I-308 ).-

 

                                      Doy por reproducido ese artículo en su integridad en beneficio de la brevedad, por cuanto queda clara en él, la diferencia doctrinaria que existe entre una formación política de claro corte personalista, como era la llamada Unión Cívica Nacional con Mitre a la cabeza, frente a otra organización - la Radical -  que veía en su propia entidad, la defensa de los derechos del pueblo. El tiempo dió la razón a los radicales, ya que el partido subsistió mas allá de la vida de sus fundadores y los mitristas desaparecieron con Mitre.-

 

                                      Señala alguno de los párrafos de ese documento que: "La Unión Cívica no se ha propuesto la elevación de un hombre al poder, sino cambiar el régimen imperante, ... se trata de los derechos del pueblo, que a nombre de la fuerza se quieren suprimir, violando la resolución de una Convención que ha interpretado fielmente la voluntad nacional".-    

 

                                      Dice además que: El programa de la Unión Cívica es esencialmente nacional y establece vínculos de noble solidaridad entre todos sus miembros ...  ".-

 

                                      III.b. Pues bien Ecxmo. Tribunal, en ese contexto de nuestra historia, el 17 de Noviembre de 1892 ( en el transcurso del presente año se cumplirán 110 de aquella fecha ) la Convención Nacional de la U.C.R. dictó la primera Carta Orgánica partidaria, la cual se encontraba presidida de alguno de los considerandos que transcribo, por considerarlos sumamente ilustrativos de lo dicho anteriormente:

 

                                      .- Que en la presente situación el patriotismo aconseja dar organización permanente a los partidos de principios, pues su existencia es la condición y el signo de una robusta vida política, ...";

 

                                      2º.- Que si los partidos de principios son necesarios en todo el país libre para asegurar los beneficios de la civilización, la experiencia nos enseña que la falta de estos partidos en la República y en especial la de un gran partido que controle los gobiernos ha infliuído mucho en los males del país, de donde surge la necesidad de constituir vigorosa y solidamente el que representamos. (EL RADICALISMO ... Del MAZO, op. cit. pág. 313)

 

                                      En ese orden de ideas, sancionó la estructura partidaria declarando en su art. 1º que: "La Unión Cívica Radical será gobernada por una Convención Nacional, por convenciones de la Capital y de las provincias, por un Comité Nacional, por Comités de la Capital y de las Provincias".

 

                                      "Art. 2º. La autoridad superior del partido será ejercida por una Convención Nacional, formada de delegados elegidos por las Convenciones de la Capital y de las Provincias".

 

                                      El artículo 3º, le otorgaba la atribución de ser el órgano que con exclusividad, nombrara a los candidatos a presidente y vicepresidente de la Nación que debía sostener el partido en las elecciones correspondientes, así como "sancionar el programa de principios y de reformas al partido".-

 

                                     

                                      III. c. Considero imprescindible la lectura de estos antecedentes ofrecidos en apretada síntesis, porque ilustran prístinamente cual fue la idea que impulsó a los fundadores de nuestro partido al otorgale un estructura orgánica, de orden provincial o de distrito y de alcance nacional. Esta última aglutina las voluntades parciales y reserva especialmente para su Convención Nacional los temas referidos al presidente y vicepresidente con exclusividad, ya que no existe disposición alguna en las cartas orgánica provinciales que aborden ese tema.-

 

 

                                      IV. ORGANIZACION ACTUAL.

 

                                      En la actualidad y después de haber soportado catorce reformas, la Carta Orgánica vigente no ha perdido el espíritu de los fundadores, en tanto sigue siendo nuestro partido el más orgánico en su funcionamiento, así como el único en el que los afiliados ajustan su accionar conforme a las normas que lo rigen.

 

                                      Ha demostrado además el acertado criterio de Alem, que concebía al partido como el movimiento que, a través de su organización estatutaria, garantizaría los elementales derechos del ciudadano como un objetivo permanente y no meramente circunstancial.

 

                                      También en estos tiempos hemos comprobado lo acertado de ese concepto, pues muchas organizaciones hemos visto aparecer en pos de la candidatura de algún providencial, que según haya sido su suerte, permanece siempre encabezando candidaturas o desaparece como por arte de magia.-

 

                                      IV. a. Disposiciones nacionales.

 

                                     Es así que el art. 4º de la actual Carta Organica Nacional, establece, al igual que lo hacía la Carta originaria, que:" La UNION CIVICA RADICAL será gobernada en el orden nacional por la Convención Nacional y el Comité Nacional. En el orden provincial, en la Capital Federal y en los territorios nacionales lo será por los organismos señalados en sus estatutos locales."

 

                                      El artículo 5º establece que:"La autoridad superior del partido será ejercida por una Convención Nacional, formada por delegados elegidos por la Capital Federal, las provincias y los territorios nacionales ...etc".-                           

 

                                      A su vez, el art. 13º se refiere a la elección de Presidente y Vicepresidente de la Nación, señalando que se eligirán en una sola lista o fórmula a simple pluralidad de sufragios, por el voto directo, secreto y obligatorio de los afiliados de la República, considerada a esos efectos como un solo distrito. En caso de empate - señala - decidirá la Convención Nacional en única sesión.

 

                                      Dentro de las atribuciones de la Convención Nacional - además de la destacada - se le concede el derecho de "considerar los informes anuales de la representación parlamentaria nacional y de cada uno de sus componentes y pronunciarse en última instancia sobre las observaciones formuladas por los ordenes locales respecto de la actuación de los representantes al Congreso". ( art. 8º inc. d. ).-

 

                                      Quiere decir que estatutariamente, es incuestionable que es la Convención Nacional el órgano encargado de todos los temas que hacen al orden del Estado Nacional en la funciones propias de sus poderes, tanto en lo legislativo como en el ejecutivo, ya que - repito - ninguna otra disposición orgánica atribuye a otras instancias esta competencia. Adviértase que a los efectos de la elección del presidente y vicepresidente, el referido art. 13, declara a toda la República como un solo distrito, anulando de tal manera a esos efectos, las circunscripciones provinciales y de la Capital Federal.

                           

                                      Debo señalar al Ecxmo. Tribunal, que nuestro representado, el Dr. Fernando de la Rúa compareció a rendir cuenta de su actuación ante la Convención Nacional mientras ejerció la Presidencia de la República cada vez que se lo invitó a hacerlo, lo que ocurrió el 7 de Julio de 2000 y el 16 de Diciembre de 2000. En ambas circunstancias, como lo demuestro con las copias de las actas respectivas que acompaño, su gestión fué aprobada por aclamación de los presentes, sin que se le formulara la menor observación. Declaro bajo juramento que las referidas copias son auténticas y fieles a su original.-

                                     

                                      Lo anterior fija un precedente de rigurosa observancia para la resolución del caso en examen y convierte a  los actos de su gestión en cosa juzgada, con todas las derivaciones que ello signifíca jurídica y políticamente.

 

                                      IV. b. Disposiciones del distrito.

 

                                      En ninguna parte de su articulado, la Carta Orgánica de la Capital se refiere a la actuación de algún afiliado en calidad de presidente de la República; antes más, sus disposiciones estan circunscriptas al desempeño de cargo y funciones en el distrito.

 

                                      El art. 123, segundo párrafo, establece que las investigaciones que concluya el Ecxmo. Tribunal, deben ser elevadas al Convención de la Capital para que resuelva en definitiva.

 

                                      Pero es del caso señalar que la Convención de la Capital tiene limitada su competencia al ámbito de la Capital Federal, según expresas normas que surgen del art. 7º, inc. a), d), e), f), g) y en ninguna de ellas se refiere al desempeño de un afiliado como presidente o vicepresidente de la Nación.

 

                                      Tómese otro dato, a mayor abundamiento, de la incompetencia del Ecxmo. Tribunal: el art. 100, referido a la elección de autoridades y candidatos del partido, en el cual se cuenta a los delegados a la Convención Nacional, al Comité Nacional, Comités Seccionales, candidatos a Senadores, Diputados Nacionales, legisladores locales y demás, sin observarse ninguna disposición referida al presidente o vice.

 

                                      Siendo ello así y consistiendo los cargos formulados en contra del Dr. De la Rúa, actos realizados en su calidad de Presidente de la República, el Ecxmo. Tribunal de Conducta de la Capital Federal, es incompetente para entender en su juzgamiento y así pido que se declare, revocando por contrario imperio las Resoluciones de fs.          y fs.   .-                         

 

                                      V. DERECHO.

 

                                      Fundo el derecho que asiste a mi representado en este recurso en las disposiciones  de las Carta Orgánica Nacional y Carta Orgánica de la Capital Federal de la Unión Cívica Radical que han sido invocadas, así como en las disposiciones de la Ley Orgánica de los Partidos Políticos Nº 23.298, especialmente en sus artículos 6, 21, 22 y concordantes.

 

                                      En subsidio, invoco las normas de los arts. 346, 347 y concordantes del Código de Procedimientos Civil y Comercial de la Nación.

 

 

                                      VI. OFRECE PRUEBA.

 

                                      Como prueba de los hechos y el derecho invocados en este escrito, ofrezco la producción de las siguientes medidas:

 

                                      A.- INSTRUMENTAL.-

 

                                      Se ordene agregar las copias textuales de las cesiones de los plenarios de la Convención Nacional partidaria, realizados el 7 - 7 - 2000 y el 16- 12 - 2000, invocados en el desarrollo del principal de este escrito.

 

                                      B.- INFORMATIVA.-

 

                                      B-1.- Para el supuesto hipotético que las copias anteriores fueran desconocidas, solicito se libre oficio a la Convención Nacional de la UCR, con sede en Alsina 1786, piso 3º, presidida por el Dr. Sergio Montiel, a fin de que informe:

 

                                      a).- Si las copias de las deliberaciones que se acompañan son copia fiel de los plenarios de delegados realizados en las fechas indicadas;

 

                                      b).- Si a esas reuniones concurrió, en calidad de Presidente de la República, el afiliado Dr. Fernando de la Rúa a informar sobre su gestión en tal calidad;

 

                                      c).- Si alguno de los delegados al plenario planteó observaciones a esos informes y en su caso, cual fue el resultado de la deliberación en particular;

 

                                      d).- Si los informes merecieron aprobación o rechazo y en tal supuesto, cúal fue el resultado de la votación.-

 

                                      B-2.-  Se libre oficio a la Cámara Nacional Electoral, con domicilio en 25 de Mayo 245 de esta ciudad, a fin de que, teniendo a la vista las Carta Orgánica Nacional y la Carta Orgánica de la Capital Federal de la Unión Cívica Radical informe:

 

                                      a) Cual es el órgano partidario competente para entender en el juzgamiento de los cargos que se ha formulado en contra del Dr. Fernándo de la Rúa en estas actuaciones;

 

                                      b) Si el hecho de haber concurrido a las deliberaciones de los plenarios de delegados de la Convención Nacional, la gestión del presidente De la Rúa ha quedado sometida de hecho y de derecho a la Jurisdicción de ese órgano.-                                  

 

                                      VII. CASO FEDERAL.

 

                Las consideraciones desarrolladas demuestran que el progreso de esta acción solo podría disponerse desconociendo la letra misma de las normas legales vigentes y los principios generales del derecho que gobiernan la materia. Como resultado de esas transgresiones, se terminaría gravando indebidamente el patrimonio moral de mi representado con sanciones irritantes a sus fueros mas personales, resultando que, de tal manera, se violarían disposiciones constitucionales que hacen a la separación de los poderes, a la igualdad de las partes, a la libertad de trabajar, a la defensa en juicio  y al principio de que nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda ni privado de lo que ella no prohibe (arts. 1, 14, 16, 18, 19 y concordantes de la Constitución Nacional.)

 

       Dejo pues planteado el caso federal del art. 14 de la Ley 48.

 

       VIII. PETITORIO.

 

       Por todo lo expuesto al Señor Presidente y por su intermedio al Ecxmo. Tribunal solicito:

 

1º- Me tenga por presentado, por parte a mérito del poder invocado y por constituido el domicilio legal;

2º.- Tenga por opuesta en tiempo y forma de ley, la excepción de incompetencia de jurisdicción que dejo planteada y en su virtud, revoque por contrario imperio la decisión de avocamiento resuelto por el Ecxmo. Tribunal con referencia a estas actuaciones;

3º.- Con la resolución que provea de conformidad lo requerido, ordene girar estas actuaciones a la Convención Nacional de la UCR;

 

4º.- En tanto se resuelva el planteo formulado , se suspendan los términos para formular los descargos de los que se ha corrido traslado a mi representado;

 

                            Saludo al Señor Presidente muy atentamente.-