Make your own free website on Tripod.com

La Nación, 22 de diciembre de 2005.

De la Rúa: la decisión judicial es lamentable

 

Pidió el archivo de la investigación

 

A la espera de su declaración como acusado, prevista para comienzos del año que viene, el ex presidente Fernando de la Rúa volvió a pedir el archivo de la causa y criticó duramente el fallo de la Cámara Federal porteña.

"La decisión es lamentable y muestra la presión que existe sobre la Justicia", dijo el ex presidente a LA NACION. "En conjunto, la resolución dice que el dinero no salió de la SIDE? Es una confirmación débil", agregó. En rigor, el fallo dice que no está probado que el dinero haya salido de la SIDE.

La indagatoria de De la Rúa la había ordenado el juez federal Daniel Rafecas el 2 de agosto pasado, el mismo día que decidió el procesamiento del ex secretario de Inteligencia Fernando de Santibañes, del ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, del ex secretario parlamentario del Senado Mario Pontaquarto y de los ex senadores José Genoud, Remo Costanzo, Ricardo Branda, Alberto Tell, Augusto Alasino y Emilio Cantarero.

Esa audiencia, sin embargo, quedó sin fecha. Antes, el juzgado debía realizar una inspección ocular en la Casa Rosada, que probara o descartara la existencia de una reunión en el despacho presidencial en la que, según Pontaquarto, se acordó el pago de los sobornos.

Pero esa medida de prueba se retrasó tres veces: por el recargo de tareas del juzgado, primero; porque De la Rúa recusó a Rafecas, después, y, por último, porque el presidente Néstor Kirchner no accedió a que se realizara el 8 de este mes. Argumentó que ese día, feriado por el Día de la Virgen, estaría trabajando en su despacho.

Esa inspección ocular quedó fijada ahora para el 4 de marzo próximo. Cumplida esa medida, el magistrado avanzará hacia De la Rúa, dijo a LA NACION un funcionario que interviene en el expediente. Sobre todo, teniendo en cuenta que Rafecas esperaba ansioso la confirmación de la Cámara a su fallo.

Para el ex presidente, sin embargo, la resolución de los camaristas Martín Irurzun y Horacio Vigliani no lo dejó mal parado. "En lo referente a mí, el fallo declara que no está probada la reunión en Casa de Gobierno y condiciona mi declaración a pruebas relativas a ella", dijo. "Con la resolución de la Cámara, pese a que confirma los procesamientos, todo queda más devaluado", añadió.

Además, el ex presidente sostuvo: "La confirmación [de la sentencia de Rafecas] es producto de una presión política o mediática que no quiero calificar".

Largo escrito

Por otra parte, De la Rúa pidió el archivo de la causa en un escrito que presentó el martes último ante el juez Rafecas y la Cámara, basado en que "se demostró que el hecho no existió".

"Presenté un escrito de 1100 páginas demostrando la inexistencia del hecho y la falacia que rodea este caso", detalló el ex mandatario. En su extenso escrito, lanzó duras críticas al magistrado y denunció "deformaciones" de la causa.

Unos minutos después de que se difundiera el fallo de la Cámara Federal, funcionarios judiciales interpretaron que la eliminación de la figura de malversación de caudales públicos podía favorecer a De la Rúa, puesto que en la resolución no se dio por probado que el dinero de los sobornos era de la SIDE.

Sin embargo, otro funcionario que interviene en la causa destacó que la resolución de Rafecas había hecho referencia a un triángulo de poder que integraban Flamarique, Santibañes y Genoud, que no podía haber funcionado sin el visto bueno del ex presidente.

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/766877